Por qué debemos considerarnos cristianos: Un alegato liberal (Ensayo nº 413) por Marcello Pera

Por qué debemos considerarnos cristianos: Un alegato liberal (Ensayo nº 413) por Marcello Pera

Titulo del libro: Por qué debemos considerarnos cristianos: Un alegato liberal (Ensayo nº 413)

Autor: Marcello Pera

Número de páginas: 232 páginas

Fecha de lanzamiento: September 1, 2011

Editor: Ediciones Encuentro

Descargue o lea el libro de Por qué debemos considerarnos cristianos: Un alegato liberal (Ensayo nº 413) de Marcello Pera en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Descargar PDF Leer on-line

Marcello Pera con Por qué debemos considerarnos cristianos: Un alegato liberal (Ensayo nº 413)

¿Por qué deberíamos considerarnos cristianos? Hoy somos liberales y, por consiguiente, no necesitamos dirigirnos al cristianismo para justificar nuestros derechos y libertades fundamentales. Somos laicos y, en consecuencia, podemos considerar las fes religiosas como creencias privadas. Somos modernos y, por tanto, creemos que el hombre debe hacerse a sí mismo, sin necesidad de guías que no procedan de su propia razón. Y eso sin contar otras cosas. En Europa estamos hoy por la unificación y, en consecuencia, debemos evitar dividirnos mencionando el cristianismo entre las raíces de la identidad europea. Estamos integrando en nuestra propia casa a millones de musulmanes y, por tanto, no podemos pedir conversiones en masa al cristianismo. Estamos atravesando en nuestras sociedades occidentales por la fase de la máxima expansión de los derechos y, en consecuencia, no podemos permitir que la Iglesia interfiera y ponga obstáculos al goce de los mismos. Etcétera. En este libro Marcello Pera refuta todos estos por tanto y en consecuencia desde una posición laica y liberal, que se dirige al cristianismo para pedirle las razones de la esperanza. No se trata de conversiones o iluminaciones o arrepentimientos, sino de cultivar una fe (no existe otra expresión adecuada) en los valores y principios que caracterizan a nuestra civilización, y de reafirmar los fundamentos de una tradición de la que somos hijos, con la que hemos crecido, y sin la cual seremos todos más pobres.